martes, 16 de septiembre de 2008

Nada... eso.

9 comentarios:

Tina dijo...

Te dejo una frase que dijo Einstein: "Dios no juega a los dados"

Un abracito!

javi! dijo...

Hola! La vida no es una hamaca, aunque a veces lo parezca.

Uno puede ir para todos lados y hacer su propio camino... se puede salir y dejar de estar "atascado".

Cada día es una nueva oportunidad: solo hay que descubrir cómo aprovecharla

Besos! JAVI

Nadia dijo...

Muy linda frase Tina, muchas esperanzas Javi.

Liniers como siempre me dejó pensando...

Besos y abrazos a los dos!

Dos dijo...

A veces un ancla no te hunde (?)

Tamara dijo...

Y si...es solo una hamaca...y si de eso se trata de ir para volver, de avanzar para retroceder...solo queda pedir que en el saldo gane el después...

Nadia dijo...

Por ahora, Dos, nunca me hundió. Lo cual ya es bastante.

El otro día Tamara me dijeron que bueno, por lo menos quedar en el mismo lugar ya es bastante. Peor es retroceder, obvio. Pero no soy conformista, yo también quiero saldo positivo!

Gracias y besos!

David Carrascosa dijo...

Esta mañana tampoco estoy para profundizar. Sólo queria dejarte un abrazo después de estos días en los que el ajetreo me ha impedido bloguear. Por cierto, estos días no has sido como una hamca sino, afortunadamente, como un cohete.

Besos!!

Ed dijo...

DIOS! cuanta verdad! increible la simpleza pero a su vez la complejidad.
me gusto.
mucho.
saludos!

unServidor dijo...

Cuando era chico, una hamaca podía llevarme lejos sin bajar de la misma.
Liniers tiene ese don.

Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina.